• Inmaculada Izquierdo

Cuando una mujer ya habla con la Luna


“Un día descubrí que “hablando idiomas” es fácil comunicarse…hay algo más que los idiomas de “abajo”…los de este plano, están los idiomas de “arriba”… los de otro plano…. 

Sencillo..como es arriba, es abajo..”



CUANDO UNA MUJER  YA  HABLA CON LA LUNA….


No intentes nunca acercarte a ella utilizando un hecho de “ayer”… una mujer cuando ya habla con la luna, sabe que el pasado no regresa. Es una puerta cerrada que jamás se abrirá, ha aprendido que si hay algún resto que pueda quedar de lo que fue, ya es una vivencia que espera integrarse y sanarse en presente y si está resuelto, circula a su alrededor desde la mejor enseñanza de aquella experiencia…

No ha sido fácil llegar hasta aquí, con lo cual no intentes convencerla desde recuerdos nostálgicos que viven como destellos de emociones que un día la hicieron sentir.. una mujer cuando habla con la luna sabe que sólo aquello que sintió de verdad perdura eternamente en su matriz y ya es un utensilio en las salas de su creación, el cual usa para seguir transformándose a sí misma…

No la acorrales usando las debilidades que un día, entre tus brazos te confesó..cuando una mujer ha alcanzado hablar con la luna, tiene su "loba interna" fusionada a su corazón y esta sabe bien como y cuando debe utilizar sus sentidos para no caer en trampas de egos que quieren conseguir bajar su vibración, la "loba" se reverencia entre cantos internos que apartan los ruidos de voces  que aún habitan en el miedo y desconocen el poder del amor…

En sus momentos de desequilibrio, no intentes motivarla o convencerla desde ningún poder material, no hay nada de lo externo que pueda calmar la inquietud que siente una mujer cuando ya habla con la luna, ella conoce bien sus mareas internas y de qué forma sus aguas precisan la regeneración. Como un buen velero se sostendrá en la corriente y avanzará  a través de sus propias resistencias, miedos y criterios, convertirá la experiencia en un gran desafío. Cuando una mujer ya habla con la luna sabe que sólo ella puede retarse y desafiarse a sí misma, late ante la emoción de entrar en el corazón de la noche , atravesarla y encontrarse con la esfera de la Diosa….

Ante el frío de la noche oscura, no pretendas comprarla con discursos y filosofías que parten de la lógica racional.. una mujer cuando habla con la luna sabe, que el mundo hay que aprender a verlo al revés, para que ningún dogma ni moda social la devuelva a las aguas del olvido, ella ya ha tocado el cordón de plata  y sabe que el viaje es regresar a los manantiales de aguas claras y cristalinas, donde la corriente es ser fiel a sus principios y valores, no desviarse del propósito de su encarnación.

No quieras moldearla a tu gusto, ni convertirla en la mujer que tu crees debería ser, no te confíes ni la consideres indecisa, ella te sorprenderá, sus cambios de decisión pueden ser repentinos , y llevarte a la locura. Con el tiempo descubrirás que no es una mujer común, nunca olvides que es una mujer que ya habla con la luna… ha debido llenarse de valor para cortar entre lágrimas abrazadas de apego el resto de un cordón umbilical que su madre no alcanzó a cortar, se ha desprendido del molde generacional donde unas mujeres siguen a las otras y como buena Guerrera de la Diosa se reinventa para hacerse cada día a si misma, sabiendo que hoy no es la de ayer, ni la que será mañana… Se reverencia a su tribu , como una mujer libre de cargas generacionales y se impulsa hacia delante como portadora de una sabiduría ancestral. Una mujer cuando ya habla con la Luna, convierte a las mujeres de su tribu en sabias, honrándolas, transformando los errores en enseñanzas nutridas de amor incondicional…

No pretendas enamorarla, inventando falsas personalidades. Una mujer cuando ya habla con la luna, no te pedirá nada ,solo el milagro de alcanzar verse a si misma a través de tu mirada.. no aceptará una pareja que quiera poseerla , anularla ,competir con ella y la aparte de sus rituales nocturnos, te amará tan solo por tu sencillez, y el fluir del agua que transmitan tus ojos , la unión desde los portales del alma… se cobijará entre tus brazos y te mostrará su niña interna, su doncella, la que soñaba con los duendes y las hadas. Te abrumará tanta fragilidad,que choca con la fuerza que emite, no te confundas, no quieras protegerla, no es eso lo que busca. Una mujer cuando ya habla con la luna desea compartir, encontrar la suavidad y el latir de otro corazón que la conecte con el mundo de los sueños…

No busques el placer de su cuerpo,ella sabe como encontrarlo, una mujer cuando ya habla con la luna conoce perfectamente lo que es la sexualidad, la escalera de ascenso  que la lleva a la salas de su creatividad,… trata con mimo su vientre y no olvides el respeto a la hora de entrar en su vagina, la puerta de su cueva , donde habitan sus bosques, los que guardan su templo interno… si logras conseguirlo podrás acariciar a su pantera , la Diosa  Seckmet que toda mujer que habla con la luna lleva dentro. Subirás a los árboles, orarás en su templo y alcanzaras ver el tuyo, casi creerás tocar el cielo, tu piel se convertirá en seda y verás que la sexualidad es algo más que sexo, es la fusión del amor , el latir de dos corazones que se unen  de abajo a arriba para recordarse a sí mismos como regresaron a la tierra y la existencia en otros cuerpos.… Una mujer cuando ya  habla con la luna vive este momento con pasión e intensidad, sabe bien sus ciclos y sus ritmos, pondrá en su matriz una semilla que florecerá a su debido tiempo. amará sus obras igual que si fueran hijos

Si ha sido madre en la tierra, una mujer que habla con la luna unirá su loba y su pantera para guiar a sus cachorros, les dará de comer con su pico de águila, los abrigará con su piel, enseñándoles en el invierno la hoguera de la mujer búfalo blanco, preparándolos para que  estos puedan abrir sus alas en el firmamento, cortará con sus garras el cordón umbilical , enseñándoles el camino del cordón de plata. Llorará en silencio el desapego, acariciará sus caídas, lamerá sus heridas, sabiendo que es desde ahí donde ellos algún día hablaran con la luna, sabrá cuando apartarse, aunque ellos sientan que es abandono y mientras, les soplará sin que la vean el aire propicio para girar su rumbo.  Nunca  suplicará a un hombre que los alimente, ni mendigará el cariño y la presencia. Sabrá pedir perdón, perdonar y perdonarse, uniéndose con ellos en una llama violeta de transformación…

No hay edad para una mujer que ya habla con la luna, a veces será una niña, una alegre y vigorosa adolescente, otras la madre protectora que gesta su  propósito de vida en la tierra, otras la gran sabia que une la triada de la cual se compone…. Su matriz es su misterio, la “casa” donde ha albergado el principio de otros seres humanos, y también el útero donde ha gestado las obras que vive en la tierra…

Una mujer cuando ya habla con la luna, regará la tierra con su sangre roja y con los años sabrá concebir desde la sangre blanca que fluirá por su interno… No sentirá que envejece, ya que contará el tiempo por ciclos en la tierra, no por años… Sabrá galopar en su creciente, agradecer cuando esté plena, humildad ante el decrecer de las experiencias y como no, el respeto y la comprensión hacia sí misma ante la plenitud de la esfera nueva… Una mujer cuando ya habla con la luna sabe que el fin y el principio son  lo mismo, no lo camina en redondo, lo danza en una espiral que la eleva hacia un estado de felicidad y gratitud que emite una nueva vibración, la que  unirá  círculos de nuevas mujeres que unidas emitan  el cantar del regreso del femenino en la tierra….

(extracto del libro “28 días, mi bruja y yo”)  por  Inmaculada Izquierdo


27 vistas
Contact

Escuela de Arte Terapéutico

Inmaculada Izquierdo©

(Therapeutic Art School

Inmaculada Izquierdo Ltd.)

Glastonbury

Reino Unido

Tel: 0034 678590565

Tel: 0044 (0)7543 279065

​​info@escueladearteterapeutico.com

  • Youtube Gold

© 2018 created by Escuela de Arte Terapéutico